Por qué gira un esquí?

Mecanismos básico para el contro del esquí alpino en las curvas
buscar libros y productos relacionados

¿Por qué gira un esquí?

Cuando por primera vez nos colocamos un esquí, la primera sensación será que su maniobrabilidad es muy compleja. Sin embargo, su diseño está pensado en posibilitar el trazado de curvas.

La parte inferior del esquí o suela, tiene en sus perfiles láminas de acero que cortan la nieve evitando el deslizamiento de la tabla al ser colocado transversalmente. Lo cual no impide la posibilidad de desplazamiento longitudinal.

Por otra parte, al ser el esquí más ancho en la espátula y en la cola que en el centro. Esta característica requiere que para que el esquí corte la nieve con su canto, deba ser presionado y de esta forma, arqueado. El esquí arqueado formará entonces un arco que determinará la circunferencia de la curva. De esta manera, en una pendiente nevada, el esquí desvía su trayecto rectilíneo y sigue una curva trazada por el arco que determina la presión del pie sobre la tabla. En efecto, lo que produce el deslizamiento de esquí es la presión y no el aligeramiento. Porque si la presión sobre el esquí disminuye las espátulas pierden el contacto con la nieve, estos no se arquean y no se desvía la trayectoria hacia la curva. Del mismo modo, al aumentar el peso sobre las puntas de los esquíes, la colas tendrán menos fricción de manera tal que el deslizamiento hacia el exterior de la curva se facilitará por el efecto de la fuerza centrífuga.

Mecanismos de ajuste de la curva al esquiar

1. Primera parte de la curva

Al presionar el esquí para abandonar la trayectoria original el esquiador experimenta una fuerte aceleración puesto que se incrementa la velocidad de deslizamiento. Este momento, lleva al esquiador, por inercia, a cargar el peso sobre las colas de los esquíes. Para evitar que esto suceda, el esquiador deberá anticiparse desplazándose hacia adelante de manera tal que pueda contrarrestar la inercia.

2. Segunda parte de la curva

La fuerza centrífuga impulsa al esquiadro hacia el exterior de la curva. Por lo tanto, deberá contrarrestar esta fuerza oponiéndose. Para ello, deberá realizarse el movimiento de angulación y traslación de la cadera hacia el interior de la curva ejerciendo una fuerte presión en el centro del esquí.

¿Cómo se controla el peso sobre el esquí?

Los movimientos de extensión y flexión permiten controlar el peso que se carga sobre el esquí. La flexión carga y la extensión aligera el peso. Durante la primera parte de la curva se realiza el mayo aligeramiento para permitir el deslizamiento y en la segunda parte, se realiza la máxima carga lo cual permite controlar la trayectoria del esquí.