Normas de conducta para esquiadores

¿Cómo debe comportarse un esquiador en la motaña?
buscar libros y productos relacionados

Normas de conducta para esquiadores

Precaución frente a los otros: todo esquiador debe comportarse de forma tal de no perjudicar o dañar a los demás.

Control de la velocidad y forma de esquiar: todo esquiador debe adecuar su forma, velocidad y la forma de esquiar a sus conocimientos, al terreno y a las condiciones del clima, como también a la densidad de tráfico en pistas.

Elección del trayecto: el esquiador que avanza desde atrás debe elegir el trayecto de forma que no perjudique al que le precede.

Adelantamiento: se puede efectuar por arriba o por abajo, por la derecha o por la izquierda, pero dejando siempre suficiente distancia para que el esquiador adelantado tenga el espacio necesario para sus movimientos.

Cruce de pistas: todo esquiador que atraviese una pista en descenso, debe cerciorarse antes que puede hacerlo sin peligro, ni para sí mismo ni para los demás. Esto es válido también para los que permanecen detenidos, al reanudar su marcha.

Interrupción de la marcha: todo esquiador debe evitar detenerse en lugares estrechos y sin visión. El esquiador que haya sufrido una caída, debe tratar de abandonar lo más rápidamente posible el lugar.

Asenciones: el esquiador que sube, solamente debe usar el borde de la pista, debiendo abandonarla cuando haya malas condiciones de visibilidad. Esto mismo es válido para quienes bajan a pie.

Señales: todo esquiador debe acatar y respetar las señales y carteles de avisos en los lugares de descenso.

Accidentes: en caso de accidente, todo esquiador / snowboarder está obligado a prestar ayuda.

Identificación: todo esquiador, ya sea testigo o particularmente responsable o no, de un accidente, tiene la obligación de identificarse.